Saltar al contenido

Filtros de Agua para Acuario

Filtros de Agua para Acuario
Comprar Filtros de Agua para Acuario
El filtro del acuario es un elemento esencial si queremos crear un paisaje acuático semiautónomo y saludable. En la mayoría de los casos, sin un filtro no podríamos mantener vivos a los peces y las plantas durante mucho tiempo. Será una de las piezas clave (junto con la iluminación del acuario), por lo que es esencial entender cuál es su función, cómo la realiza y qué filtro de acuario es el más adecuado para nuestro proyecto en particular. Una vez que sepamos cuál es el mejor para nuestro acuario, tendremos que comprar la mejor opción entre filtros externos o el mejor filtro interno para nuestro acuario.

¿Cómo funcionan los filtros de acuario?

En general, el filtro del acuario es responsable de recircular el agua en el tanque y filtrar los componentes químicos potencialmente tóxicos que se acumulan como resultado de la actividad biológica de los peces y las plantas.

El filtro también retiene partículas sólidas como restos de plantas o detritos, y limpia el agua de componentes como los medicamentos para peces.

En un sistema puramente natural, como un río o un lago, la recirculación del agua se produce sistemáticamente, y los residuos biológicos nunca se acumulan a un nivel peligroso para la flora y la fauna submarina.

Pero en un acuario tenemos agua estancada encerrada en una urna sin movimiento.

Por ello, será necesario simular esta recirculación y eliminar los residuos biológicos mediante un filtro de acuario, evitando que la concentración de determinados compuestos químicos (como nitratos, nitritos, fosfatos, etc.) se desequilibre y que la rueda de nuestro ecosistema gire en la dirección correcta.

Mecanismo de filtro para acuarios

Para diferenciar los tipos de filtros de acuario que existen, primero es necesario describir brevemente cómo funciona un filtro de pecera.

En esencia, el mecanismo es muy simple, y es similar para todos los tipos de filtros de agua dulce, variando sólo en la capacidad, potencia y distribución de las piezas.

Todos los tipos de filtros de acuario consisten en una bomba de succión de agua, una cámara o compartimento que contiene capas filtrantes, y una entrada y salida de agua.

En los modelos más sencillos no hay ninguna “cámara” o “cesta” para los materiales filtrantes, pero están en contacto con el agua del mismo acuario.

Tipos de filtros para acuarios de agua dulce

1. Entrada de agua sucia del acuario en el filtro. El agua contiene partículas sólidas (como residuos de alimentos, hojas de plantas y otros desechos), así como productos químicos nocivos (amoníaco, nitritos, etc.).

2. Cabeza de filtro, donde se encuentra la bomba de succión de agua, que permite que el agua fluya a través del sistema de tuberías.

3. Cesta o cámara en la que se ubican los materiales filtrantes, en el siguiente orden: por encima de todo el filtro mecánico (que retiene las partículas sólidas), en el centro el filtro biológico (que transforma el amoníaco y los nitritos en nitratos), y por debajo del filtro químico (si lo hay, ya que sólo se utiliza en determinadas ocasiones).

4. Salida de agua limpia. La bomba aspira el agua del acuario (más o menos dependiendo del caudal del modelo que compramos), que circula por el interior del filtro y pasa a través de capas de diferentes materiales filtrantes hasta que se purifica.

Tipos de filtros de pecera

El mercado es muy grande. Hay muchos sistemas que se pueden utilizar para filtrar el agua del acuario de plantas, diseñados tanto para acuarios pequeños o nano acuarios como para grandes acuarios de plantas, con volúmenes superiores a 600 litros.

Cada sistema tiene sus ventajas y desventajas, pero siempre hay un filtro de acuario óptimo para cada proyecto.
Los filtros de acuario pueden ser de dos tipos: filtros externos de acuario y filtros internos, dependiendo de si el “cuerpo” del filtro está dentro o fuera del tanque.

Filtro interno de acuario

El filtro interno del acuario es un modelo muy difundido en el mundo de la acuariofilia. Se puede encontrar útil no sólo en acuarios de plantas, sino también en acuarios marinos, cuencas de parto o pequeños tanques de cuarentena.

Los filtros internos del acuario se colocan dentro de la urna. Destacan por su tamaño compacto y su funcionamiento silencioso, ya que siempre están completamente sumergidos.

Comprar un filtro interno del acuario es una buena opción si usted tiene una urna pequeña, o un acuario plantado más grande con una cantidad pequeña de pescados en los cuales ninguna gran energía de filtración es necesaria.

Otra ventaja es que no ocupan espacio fuera del acuario, por lo que no es necesario habilitar una cabina para contener el filtro.

Por otro lado, ocupan espacio en el interior del acuario y su manipulación consiste en introducir la mano en la pecera, lo que puede ensuciar el agua o molestar a los peces del acuario.

Aunque este sistema se asocia generalmente a los pequeños tanques de los pescados, actualmente el filtro interno del acuario se ha desarrollado para ofrecer algunos modelos con una mayor potencia y capacidad para contener los tres tipos de material de filtro.

Hay filtros internos para acuarios pequeños y grandes, y pueden realizar su función muy eficazmente.

Filtro de esponja

Dentro del sistema de filtros internos para acuarios hay muchas variantes, siendo muy demandado el filtro de esponja para acuarios plantados para el mantenimiento de camarones, killis o alevines.

Es la más simple que existe, con sólo una esponja foamex a cargo de una filtración mecánica muy básica, y con el tiempo algo biológica.

Filtro de caja o filtro de esquina

Otro sistema similar es el filtro de caja o filtro angular, también muy básico pero con capacidad para contener más tipos de material filtrante, ideal para acuarios pequeños donde se requiere una filtración suave de baja corriente.

Filtro interno para acuarios

El filtro interno más completo del acuario es el filtro interno, uno de los más utilizados en acuarios de plantas domésticas. El filtro interior del acuario puede ser muy práctico y silencioso.

Ya existen modelos fabricados para acuarios grandes de hasta 200 litros (teóricamente para más, pero la realidad es que ya no son totalmente eficaces en acuarios grandes).

Comprar filtro de acuario

Hay tantas posibilidades que es difícil decidir cuál es la opción más adecuada, y al comprar un filtro de acuario muchos terminan siendo guiados simplemente por el precio y la potencia.

Hay realmente muchos factores a considerar al comprar un filtro del acuario. En esta sección del blog realizamos un análisis exhaustivo de los tipos de filtros de acuario existentes en el mercado, así como de las mejores marcas y accesorios para practicar esta increíble afición de la forma más satisfactoria posible.

Explicamos los requisitos que debe cumplir cualquier filtro de acuario plantado, y qué características son indeseables y deben evitarse.

Filtros externos

El modelo de filtro externo de acuario ofrece varias ventajas prácticas que lo colocan, en muchos casos, por encima de los filtros internos:

1. Los filtros exteriores para acuarios tienen un rendimiento muy alto

Se recomienda generalmente que un filtro sea capaz de recircular de 3 a 4 veces toda el agua de su acuario en una hora (dependiendo del número de peces a los que se dirija).

Esta es la potencia o caudal ideal. Es decir, si su acuario es de 60 litros, el filtro que necesita debe tener un rendimiento MÍNIMO de 180 l/h (litros por hora) y un máximo de 240 l/h, aún más si tiene una cantidad de peces muy superior a la recomendada para su volumen de acuario.

Además, hay que tener en cuenta que normalmente el caudal efectivo es inferior al teórico ofrecido por el fabricante, ya que al colocar las cargas filtrantes el caudal de agua en el filtro se reduce en torno a un 35%.

También considere que el volumen de agua REAL en un acuario es siempre menor que el volumen de la urna. Un acuario de 60 litros en el que introducimos el sustrato, las rocas, etc. se mantendría en 50 o menos litros efectivos.

Todo esto se tendrá en cuenta para hacer la selección de los filtros un poco más abajo.

Los filtros externos ofrecen rendimientos muy altos. Algunos modelos de FLUVAL, por ejemplo, alcanzan rendimientos de casi 3000 l/h, útiles para acuarios de hasta 1000 litros.

Como los acuarios domésticos suelen ser más pequeños, nuestras necesidades están cubiertas en gran medida por filtros externos para acuarios.

2. Tienen una capacidad mucho mayor que el tipo interno y HOB.

La capacidad en litros de un filtro (que mide la cantidad de material filtrante que se puede introducir en él) es tan importante como el caudal/rendimiento (medido en l/h).

En el mercado se encuentran muchos filtros con muy poca capacidad (estamos hablando de menos de 500 cc) trabajando con caudales de más de 600 l/h.

Esto es bárbaro, el agua pasará a velocidades muy altas por muy poca cantidad de material filtrante, y la filtración será muy ineficiente.

Los filtros externos para acuarios tipo canister, de los que hablaremos en este post, tienen grandes capacidades para contener material filtrante, y están muy equilibrados con el flujo.

3. Le ofrecen la posibilidad de configurar las capas de filtro como desee.

Uno de los requisitos fundamentales para un buen filtro de acuario es que le permite configurar los tipos y cantidades de material de filtro que va a poner.

Muchos filtros internos son limitados en este sentido, pero cualquier filtro externo del acuario le permitirá elegir más flexiblemente.

Además, cualquier filtro externo del acuario será generalmente más grande que los filtros internos, porque al no entrar en el acuario no tienen que limitar su tamaño tanto (como lo hacen con los internos).

Esta característica es precisamente la que permitirá que quepa más material filtrante y que tengamos la libertad de combinarlo como queramos.

4. Un filtro externo de acuario es muy fácil de limpiar

Como no están dentro del acuario, los filtros externos son muy fáciles de limpiar. No hay necesidad de meter la mano en el tanque y no ensuciamos el acuario ni molestamos a la fauna.

Los materiales filtrantes están dentro de una cesta, y es muy fácil acceder a ellos y sacarlos para enjuagarlos cuando sea necesario.

Además, el filtro externo del acuario es generalmente fácil de desmontar y volver a montar, en caso de que sea necesario manipular los componentes internos.

5. Son fáciles de montar

Algo importante para los acuaristas novatos que empiezan esta apasionante afición. Los filtros del acuario al aire libre son muy fáciles de montar e instalar, y usted puede tenerlos funcionando el mismo día que hace la compra.

6. Son muy silenciosos.

Aunque prácticamente todos los filtros producen algo de sonido, porque funcionan con un motor pequeño, hay modelos que son más silenciosos que otros.

Filtro interno de pecera

1. Sin fugas de agua

Una de las grandes ventajas de usar un filtro interno de pecera es la tranquilidad de que NUNCA tendrá una fuga de agua.

Mientras que los filtros externos, que salen del acuario, a veces presentan problemas de fugas (incluso drenando el acuario e inundando completamente el suelo de la casa si no se atrapan a tiempo), cualquier filtro interno de la pecera elimina esta posibilidad porque se colocan dentro de la urna.

Usted puede salir de casa por unos días sin miedo de que su sala de estar se convierta en una piscina!

2. No ocupar espacio fuera del acuario

Mientras que un filtro externo necesita tener un espacio en el armario del acuario reservado para él que esté protegido y que cumpla con la altura máxima de la bomba, un filtro interno de pecera no requiere ninguna esquina fuera del acuario.

Puede utilizar cualquier mueble que sea capaz de soportar el peso del acuario o que esté reforzado, y no será necesario comprar un mueble más grande para alojar el filtro y la urna.

Por otra parte, el filtro interior ocupará espacio dentro de la pecera, y a veces no es muy estético.

Aún así, un buen acuario plantado ocultará perfectamente la presencia del filtro interno, que suele tener un tamaño muy pequeño y discreto.

3. Son muy útiles para acuarios pequeños, o acuarios más grandes con muy pocos peces.

Los filtros externos son muy interesantes, pero sólo si usted tiene un acuario de tamaño mediano a grande, porque están hechos con grandes volúmenes y flujos que generalmente no son adecuados para acuarios muy pequeños.

Si tu acuario tiene menos de 60 litros, será difícil encontrar un filtro externo que funcione para ti, así que puedes usar un filtro interno de pecera (más pequeño, más simple y más barato que los externos).

Si elige un buen modelo, se adaptará perfectamente a sus necesidades. A partir de 60 litros se puede empezar a utilizar filtros externos, pero no será obligatorio si tenemos pocos peces o de pequeño tamaño.

Un filtro interno de pecera no funcionará si tienes un tanque de 100 litros lleno de peces grandes, por ejemplo, pero funcionará si sólo mantienes un puñado de tetras y guppies en el mismo acuario de 100 litros (o incluso 200 si te estiras un poco) y lo tienes bien plantado.

Hay muchas excepciones. No siempre es necesario comprar el filtro más grande y potente del mercado, sino el que mejor se adapte a las características de su acuario. Es por eso que los filtros internos para acuarios juegan su papel y tienen su nicho, a pesar de todos sus detractores.

4. Generalmente son más baratos que los externos.

Eso es un hecho. La mayoría de los filtros internos del acuario son más baratos que los externos. Como decía, en ciertos casos un buen filtro interno de pecera puede ser suficiente, y usted también ahorrará dinero.

5. Son fáciles de instalar

Los filtros internos para acuarios pequeños y medianos son extremadamente simples. Montarlos e instalarlos es una tarea fácil incluso para los más pequeños.

Aunque los modelos externos también suelen ser fáciles e intuitivos, tienen muchas más partes y consideraciones a tener en cuenta a la hora de instalarlos que los modelos internos.

El filtro interno de la pecera es un sistema simple, generalmente de una sola pieza, en el que sólo es necesario incluir el material filtrante.

6. Son silenciosos y menos voluminosos que los externos.

Sin duda una gran ventaja de cualquier filtro interno de pecera. Al estar dentro del acuario, la mayoría de los modelos hacen muy poco (o ningún) ruido. También llevan menos cables e historias que los externos.

Vídeos de Filtros de Agua para Acuario

Filtros de Agua Tipos